San Petersburgo, la ventana rusa hacia Occidente

21 de marzo de 2011 por Paco Almádena · Sin comentarios · Cultura, Ocio, Turismo, Viajes

La ciudad rusa de San Petersburgo es la segunda en importancia después de Moscú, a pesar de su centenaria “juventud”, pues tiene solo 200 años de historia. Fue fundada por el zar Pedro el Grande en 1703 con la intención de abrir una ventana marítima hacia Occidente, dada la imposibilidad de salir al Mediterráneo por la presencia turca. Por aquel entonces, la zona en la que se asienta San Petersburgo, el delta del río Neva, se encontraba en poder de los suecos y no existía un casco urbano ni algo que se le pareciera, aunque sí ciertas fortificaciones defensivas. En 1703, Pedro I expulsó de allí a los suecos y se puso manos a la obra.

La legión de obreros que trabajó en la fundación de la ciudad comenzó con la edificación de la Fortaleza de San Pedro y de San Pablo en la isla de Zayachi. En ella se encuentra uno de los edificios emblemáticos de San Petersburgo: la catedral de San Pedro y San Pablo, donde están sepultados todos los zares desde Pedro el Grande. También se sitúa allí el célebre museo Hermitage, que comenzó con las exposiciones y galerías de arte también en la época de este inquieto zar.

Iglesia de San Pedro y San Pablo

Iglesia de San Pedro y San Pablo

El museo Hermitage

El museo Hermitage

Aquella grandeza de los zares de todas las Rusias se ve reflejada en los edificios y monumentos más famosos de la ciudad. Por ejemplo, la Plaza del Palacio, donde se encuentra el inmenso Palacio de Invierno, tiene una superficie de 47.000 metros cuadrados; en su centro se alza la columna de granito rojo que conmemora la victoria del zar Alejandro contra Napoleón. Una de las calles más famosas de San Petersburgo es la Avenida Nevsky, que se prolonga a lo largo de 4,5 kilómetros y presume de ser la principal zona financiera y de compras de la urbe. Hay que recomendar la visita al crucero Aurora, que participó en la revolución de 1917.

Catedral de San Isaac

Catedral de San Isaac

Fachada modernista

Fachada modernista

Muchas ciudades de Rusia disponen de las redes de metro más lujosas del mundo. En concreto, la de San Petersburgo se halla a 110 metros bajo tierra -la más profunda del Planeta- y tiene algunas estaciones famosas, como la de Ploschad Vosstaniya o la estación Kirovski. En total, lo utlizan a diario más de 4 millones de personas. También merece verse la estación de tren de Vítebsky, de estilo modernista, precisamente uno de los estilos arquitectónicos más cultivados en San Petersburgo.

salvador sobre la sangre derramada

Salvador sobre sangre derramada

Avenida Nevsky y el río Fontanta

Avenida Nevsky y el río Fontanta

Obviamente, esta ciudad tiene un gran interés cultural. Aparte del citado museo Hermitage, hay que visitar el museo Ruso, el más amplio de la Federación Rusa. Por otro lado, existen multitud de iglesias y catedrales imprescindibles. La más espléndida es la catedral de San Isaac, con capacidad para más de 10.000 personas. La iglesa del Salvador sobre la sangre derramada, localizada en la orilla del canal Gribaedova, también es una cita ineludible para cualquier viajero que se adentre en la ex capital del Imperio Ruso.

0 respuestas hasta ahora ↓

  • No hay comentarios hasta ahora... el tuyo puede ser el primero.

Deja un comentario

Publicidad