El Parque Natural de Tamadaba y el valle de Agaete, Gran Canaria

13 de julio de 2011 por Paco Almádena · 4 Comentarios · Canarias, Curiosidades, España, Historia, Naturaleza, Turismo, Turismo Rural, Viajes

Que las islas Canarias son un torrente incontenible de naturaleza no puede negarse. Tampoco puede negarse que a menudo esa naturaleza en cierto modo desarma al hombre y es capaz de influenciarlo hasta las últimas consecuencias. La tercera cosa que no puede negarse es que el valle de Agaete y el Parque Natural de Tamadaba son irrepetibles muestras de la absorbente naturaleza canaria así como de su impresionante y sorprendente configuración. Las dos localizaciones se hallan al noroeste de la isla de Gran Canaria y conforman su vertiente noroccidental, que desciende hasta el océano Atlántico. De hecho, la etimología guanche de «Tamadaba» (de «tama» > borde, orilla; y «adawa» > elevación, desnivel, pendiente) alude precisamente a esa caída que hace la tierra desde el monte Tamadaba –de 1.000 metros de altitud–, que da nombre al parque, hasta el gran océano.

Este parque natural destaca por su espectacular paisaje, formado de barrancos, zonas escarpadas, empinadas estribaciones, riscos, macizos y hasta acantilados sobre el océano. Las vistas de Tamabada son tan particulares que impresionan la sensibilidad del viajero hasta casi dejarle paralizado, con la sensación de no haber visto antes nada semejante. Si citamos accidentes geográficos concretos de este parque, los más renombrados son el mismo pico de Tamadaba, el barranco de la Hoya, barranco de la Hoya de Laurel, el risco Faneque –junto al océano–, el barranco de El Perchel o las numerosas e increíbles cascadas de agua que rodean el risco de Agaete. La configuración de este parque constituye una espléndida exhibición de lo que podríamos llamar el músculo de la naturaleza, de forma que no es extraño sentir una especie de síndrome de Stendhal ante su apabullante belleza. Además de los lugares descritos, en el Parque Natural de Tamabada se puede contemplar el hermoso fenómeno de las cascadas de nubes.

Cascada de nubes en Tamabada. Este fenómeno es frecuente en el parque. Foto de www.meteored.com.

Vista de la vertiente del parque de Tamadaba. Foto de www.rinconesdelatlantico.com.

Aunque hasta ahora nos hemos concentrado en la configuración geológica del parque, la diversidad vegetal y animal es muy apreciable. En cuanto al reino vegetal que puebla Tamadaba, son destacables los pinares húmedos de la vertiente norte, los pinares secos que dan a El Risco y Tirma, así como los tabaibales típicos de Canarias. Por lo que respecta a la fauna, destacamos exotismos como el lagarto gigante grancanario, que puede llegar a medir unos 80 cm de largo.

El lagarto gigante de Gran Canaria (gallotia stehlini) no está amenazado por el hombre. Foto de www.infojardin.com.

Desde 2005, el Dedo de Dios no tiene la prominencia superior. La tiraron los fuertes vientos. Foto de Wikimedia.

Conviene aclarar que este parque natural incluye el valle y el municipio de Agaete, y también las bellas localidades de Barrio de San Pedro, Vecindad de Enfrente, Casas del Camino, Berrazales y El Hornillo, las cuales conforman la espina dorsal de este precioso valle canario. No es recomendable renunciar a seguir una ruta que recorra todas estas localidades, pues a través de ellas se puede captar la verdadera alma del parque natural y de las gentes que lo habitan. Por ejemplo se pueden conocer los cultivos de naranjos y de frutas tropicales, así como las curiosas plantaciones de café. Por otro lado, uno de los principales reclamos turísticos, el Dedo de Diosamputado por la intemperie en 2005–, se encuentra junto al Puerto de las Nieves, pedanía de Agaete, ya en la costa.

Los graneros de Bisbique. Foto de http://grantamaran.blogspot.com

Vista de Vecindad de Enfrente. Foto de www.canariaspanoramicas.com

Para ofrecer un retrato más completo de la región, resulta oportuno mencionar que la historia del valle es realmente rica. Se han hallado abundantes restos de la cultura guanche, por ejemplo la necrópolis prehispánica del Maipés –en Agaete–, los graneros y cuevas de Bisbique, o los yacimientos arqueológicos del valle de Guayedra. Se añade a esta presencia guanche el hecho de que en 1478 los castellanos emprendieron la conquista de Gran Canaria a través de este valle. De estos años quedan los restos de la casa fuerte de Agaete, que fue la base militar desde la que se dirigió y reorganizó la conquista de la isla a partir de 1481. Se puede ahondar algo más en la historia de esta casa en esta conferencia sobre su recuperación y conservación. En cualquier caso, la arquitectura popular de Agaete y los pueblos de los alrededores conservan todo el sabor tradicional, con las paredes blancas y los suaves colores marrón, azul y verde que adornan a los sobrios maderos de las puertas o las ventanas. También conservan algunas pequeñas iglesias antiguas y algún olvidado rincón de interesante valor patrimonial…

Se recomienda visitar estos preciosos lugares durante los meses de la primavera y el otoño. Encontrar alojamientos es fácil, pues con buscar en Goolge «valle de agaete», ya en la primera página aparecen resultados. Se puede encontrar más información sobre el valle y sobre el Parque Natural de Tamadaba en la página del Ayuntamiento de Agaete. También se puede consultar la página de la Mancomunidad de los Ayuntamientos del Norte de Gran Canaria.

No hay etiquetas para esta entrada.

4 respuestas hasta ahora ↓

  • 1 vuelos baratos tenerife // 21 de julio de 2011 a las 18:31

    Excelente post amigos!!!!! Tenemos tanto en España aún por descubrir!! =)

  • 2 MARIA // 1 de agosto de 2011 a las 19:18

    Agaete y Tamadaba contagian una vibración afectiva casi mágica, si yo les contara… es un lugar al que hay que acudir. Aconsejo tomarse un café de Agaete en “La Romántica” en el valle , por ejemplo… o un zumo de tunos indios.

  • 3 Paco Almádena // 2 de agosto de 2011 a las 12:47

    María y vuelos baratos tenerife:

    En primer lugar, os damos la bienvenida a este blog.

    María, lo cierto es que la naturaleza de Agaete y Tamadaba resulta sobrecogedora y mágica y esa sensación única es la que permite que cualquier persona que pase por allí se quede totalmente prendado. Estoy completamente de acuerdo con lo que dices y tomamos nota de tus recomendaciones gastronómicas 😉

    Vuelos baratos tenerife, en efecto, a pesar de que España tiene tantos rincones y tantos tan especiales y espectaculares que da lástima que no se trabaje más por publicitar estos lugares.

    Saludos a los dos

  • 4 La Gomera, la joya secreta de las islas Canarias | 2.0Viajes // 1 de junio de 2015 a las 13:32

    […] ofrecen playa, excelente gastronomía y buen tiempo todos los días del año. Pero entre todo el archipiélago canario hay una isla que destaca por su belleza salvaje y sus playas casi desiertas, La Gomera, una joya […]

Deja un comentario

Publicidad